Lo importante es compartir… Por Itzia G.

Tengo un hijo de tres años que fue diagnosticado hace un año y medio como sordo profundo bilateral…es decir que no escucha nada.

Justo hace un año lo implantamos bilateralmente y ahora ya nos escucha, balbucea y empieza a aproximar algunas palabras. Para mí, como mamá, ha sido una aventura difícil de describir y por la cual hemos pasado momentos complicados, pero en retrospectiva han sido más los momentos gratificantes. Su discapacidad me ha convertido en una mejor persona pues me ha hecho ser más agradecida con la vida. Desde que me enteré de la discapacidad de Pedro he aprendido a disfrutar el día a día y lo que tengo pues me he dado cuenta que somos muy privilegiados.

Agradezco tener un esposo cariñoso, involucrado y dedicado en la familia que hemos formado. Agradezco el apoyo familiar con el que siempre hemos contado y que nos ha permitido seguir adelante. Agradezco el apoyo y oportunidad en mi trabajo por dejarme salir y sentir que las puertas siempre estarán abiertas. Agradezco también el apoyo y ánimo de nuestras amistades y en especial agradezco el apoyo y guía que encontré en Escuchar es lo Máximo pues nos abrió las puertas para conocer a expertos que nos tranquilizaron para decirnos que todo iba a estar bien.

Agradezco infinitamente a los papás que se tomaron y que se toman el tiempo de escucharme y de compartirme sus experiencias. Creo que la red de padres que se forma ha sido para mí un apoyo invaluable pues su escucha es desinteresada y su consejo siempre tendrá la finalidad de pasarte los mejores “tips” que han aprendido en este caminar. Esta red nos recuerda que no estamos solos y que juntos podemos incidir cada uno desde nuestro ámbito al cambiar paradigmas y mostrar que nuestros hijos deben y pueden ser tratados como cualquier otro normaoyente. Juntos podemos hacer más conciencia de la importancia de exigir el tamiz auditivo neonatal cuando nacen nuestros hijos, que los pediatras estén más conscientes de la posibilidad de que exista esta discapacidad y que nos puedan guiar de una mejor manera.

Al final todos los papás tenemos en común que queremos que nuestros hijos sean felices, buenas personas y que sus maravillosas “antenas” les permitan tener acceso a este mundo lleno de sonidos. Así que si estás empezando a andar en este camino, acércate a cualquier de nosotros para sentirte que no estás solo y que con el acompañamiento adecuado tú y tu hijo siempre estarán bien.

 

*Itzia estudió la licenciatura en Relaciones Internacionales en el ITAM y posteriormente hizo una maestría en desarrollo social en el Instituto de Estudios Políticos de París. Colaboró 9 años en el Centro Mexicano para la Filantropía, y es mamá de Mateo, Pedro y María a quienes acompaña todos los días en su camino por la vida. Si quieres ponerte en contacto con ella, ¡escríbenos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s